• OHL
Noticias Destacadas

09/02/2010

SATO construye el mayor dique flotante de diseño y tecnología españolas

Armado del dique en el Puerto de Alicante

El pasado 5 de diciembre arribó al Puerto de Alicante, para su armado final, el dique flotante SATO Levante que, con 60 m de eslora (largo) y 36 m de manga (ancho), será el más grande que se ha construido con tecnología y diseño exclusivamente españoles y el segundo de mayor dimensión de las constructoras nacionales.

Consolidada como una de las primeras empresas españolas en construcción marítima, Sociedad Anónima Trabajos y Obras (SATO), filial del Grupo OHL, inició la construcción de este dique -específico para la ejecución de cajones de hormigón- hace dos años, en el marco de su política de modernización y actualización del parque de equipos de construcción marítimos.

El SATO Levante incorpora los últimos avances tecnológicos, tanto en los aspectos de su diseño como en lo referente a la optimización del proceso de fabricación de los cajones de hormigón, así como a la seguridad de dicha operación.

En colaboración con los servicios técnicos de SATO, el proyecto y control de la construcción del dique ha sido realizado por la ingeniería naval valenciana Cotenaval. El casco se ha construido en los astilleros de Setúbal (Portugal) y remolcado a Alicante en un viaje iniciado el 27 de noviembre.

Ahora, en la terminal del Puerto de Alicante de Terminales Marítimas del Sureste (TMS) se realizarán las operaciones de armamento, es decir, la incorporación de todos los equipos y elementos auxiliares necesarios para su puesta en funcionamiento, así como las propias pruebas de funcionamiento de todo el conjunto.

Una vez completadas estas operaciones, en un plazo de dos a tres meses, el SATO Levante será remolcado a su primer destino, el Puerto de Barcelona, donde fabricará los cajones de hormigón para la obra que OHL y SATO están acometiendo de ampliación, en 1.000 m, del muelle adosado al dique de Levante.

La elección de la terminal de TMS para el armado del dique se debe a varias razones. En primer lugar, a las facilidades que ofrecen sus instalaciones, por su buena ubicación y su disponibilidad de espacio en mar y en tierra. En segundo lugar, a la proximidad de Alicante y Barcelona. Y en tercero, a que OHL es titular del 100% de TMS, sociedad que explota las nuevas terminales de la ampliación sur del Puerto de Alicante.